Inicio Perfil del Chef Diario de Un Chef

Diario de Un Chef

745
0
Compartir

Una competencia tras bastidores

LA CHEF ANA LEBRÓN NOS CUENTA SU INCREÍBLE EXPERIENCIA EN LA COPA CULINARIA DE LAS AMÉRICAS, COSTA RICA 2014.

Antes de hablar de la competencia en sí, debemos decir a todos aquellos que desean tener una experiencia como esta, que el solo hecho de participar te convierte en ganador, ya que eres un gran vencedor de tus miedos.

Para nosotros todo empezó como un juego, no sabíamos la envergadura de lo que nos estábamos metiendo, sabíamos que era algo que nos atraía y que sería chulo poder probarnos a nosotros mismos, pero también teníamos miedo de no ser lo suficientemente buenos para una competencia, de no tener el suficiente conocimiento de las técnicas y destrezas de la competencia, etc. etc.

Pero ya conversando en la cocina, revisando los pros y los contras superficialmente (ya que la tanta emoción nos impedía ver claro, que nos lanzamos y dejamos los miedos) sería una osadía más entre las tantas de nuestras vidas.

Ahí comenzó a boicotearnos la mente, surgían preguntas como que debo dejar el negocio solo por unos días, y los clientes, finalmente pensé, pero si no puedo hacer esto ahora, ¿qué tipo de empresaria soy? Así que forzándome decidí coger esos días. Debo decir que me costó. No fue fácil.

También me boicoteaba la parte económica, no había mucho dinero como para gastar y pensaba en los pasajes, el alojamiento y sobre todo el dinerito de las pruebas que cada vez era más y a eso sumarle los equipos que faltaban. Me tenía muy nerviosa. Decidimos que cada quien pague su pasaje y alojamiento y que yo me encargara de las prácticas y  dijimos, qué más da, ¿por qué no?  Ya lo produciremos. Y lo más importante, si Dios quiere, esto, ya verás que sale a la perfección y sin trabas.

Así que sin pensarlo dos veces buscamos la página de la competencia y nos inscribimos, al inicio  éramos Ana Marranzini y yo, pero nos faltaba un tercer cocinero. Pensando con quien podíamos congeniar se nos ocurrió llamar a Edgar Severino. Lo había visto en la competencia en Taste y su desenvolvimiento en la cocina me había gustado mucho y habíamos iniciado una linda amistad, así que lo integramos y prácticamente nos volvimos un equipo…

Como creíamos que faltaba mucho tiempo no nos pusimos tan nerviosos, sabíamos que teníamos que practicar y hacer pruebas, pero siempre el ego te hace creer que te la estás comiendo y como siempre dejamos pasar el tiempo. Contactamos Adochef y a nuestros chef amigos, al inicio solo a Carlito Estévez y a Diana Munne… Carlitos nos puso la cabeza a millón, hacía poco que habían ido a competir en una eliminatoria del Bocusse y para él estábamos tardísimo, recuerdo el bombardeo de preguntas: cuáles son los platos y las recetas, quién los va a entrenar y… en ese momento no teníamos nada… realmente él nos puso fuego. Ahí fue que comenzamos o a caer en cuenta en lo que nos estábamos metiendo, pero como la inscripción había sido por nosotros mismos pensé que si es muy difícil la cancelamos… era como una llave segura en la mano. Así que comenzamos a hacer pruebas en mi cocina, solo nosotros tres, un días, dos, tres pero la verdad es que los platos no salían, no salía el food styling, la combinación, les faltaba ese toque que cautivara. Y aun no teníamos los platos definidos, era como agotarse sin hacer nada. Diana nos dijo: Ana, busca las rectas, defínelas y luego empieza a practicar, verás que es más fácil. Pero cada uno de nosotros tenía mil ideas y queríamos ejecutarlas todas. Hasta que finalmente entendimos de lo que se trataba. Necesitábamos ayuda…

Llamamos a Diana y le digo, amiga, necesito de tu ayuda. Ese mismo día llegó un correo que decía que la República Dominicana había dado el sí a su participación en la copa culinaria de las Américas en Costa Rica. Eso nos puso muy nerviosos, la verdad no había vuelta atrás y ya no éramos el equipo de Ana Lebrón línea gourmet, sino una representación para el país…

Diana nos concertó una cita con Ciro, recuerdo esa cita un poco nerviosa llevando mi menú del cual no estaba muy segura y adonde Cirooooo, decía ¡ayyyyyy!, y si paso vergüenza… como dije al principio, se trata de unir fuerzas y de ser humildes y dejar que quien tiene más experiencia te ayude. Él nos recibió  pausado, serio, intrigado, interesado pero muy agradablemente dispuesto  a colaborarnos. Comienza la reunión: y pregunta…. Qué tienen,  le mencionamos la entrada el rollo de pollo con crema de guandules al coco y salsa de mango cinco especies. Recuerdo sus muecas y su ¡ummmmm, ummmmm! Le hablamos del lomo de cerdo, pero que iba relleno de camarones, la idea del rollo de pollo y sus acompañantes le pareció bien y nos la completó con la técnica del balotino a 80 grados por 22 minutos prefiriendo el camarón en el pollo, por lo que los agregamos y unos pistachos.

Nos habló de técnica, nos dio ideas partiendo de lo que le presentamos, se le podía ver en la cara cuando una idea le gustaba por que inmediatamente se levanta va y busca su mascota y comienza a diseñarnos un plato. Así surgió El sublime lomo mamajuana.

CONTINUARA….

Compartir
Guía gratuita de tendencias y referencias de la industria de la Hostelería en República Dominicana, especializada en el área de alimentos y bebidas. Es el único medio que le permite llegar de una manera directa a todos los involucrados en el área. Con información exclusiva de Gastronomía, Turismo y Suplidores.