Inicio Destacadas El especial deleite en degustar un tabaco

El especial deleite en degustar un tabaco

368
0
Compartir
Sin importar el momento, siempre es un placer gozar de un buen habano. Una delicia muy particular de cada fumador.

 

Disfrutar únicamente de la incomparable gama de sabores y aromas del habano es la predilección de la mayoría de los catadores. Combinar productos que enriquezcan y realcen el sabor en las papilas gustativas es la preferencia de otros.

Pero la perfecta conjugación se logra a través de un buen maridaje que conjugue el sabor y el aroma propio de cada cigarro. Los oportos añejados, el licor, el whisky de malta, el cognac y el brandy de jerez son alguna de las opciones para complementar el puro.

En los últimos tiempos estas combinaciones se han incrementado. Al unirse con lo mejor de la gastronomía como las tapas, los canapés y con bebidas como el vino, el champagne y los cócteles han desarrollando nuevas posibilidades para combinar. Algunos, los mas atrevidos optan por el té o el café.

Lo recomendable es utilizar productos de características similares, de esta manera se impide que los elementos compitan entre sí. La selección es particular y depende del gusto de la persona.

Cada puro se debe de probar con calma, sintiendo la riqueza de los sabores, degustando la forma en la que cada uno de ellos va apareciendo sutilmente en el paladar. En el caso de que se tenga que volver a encender el cigarro se recomienda retirar cualquier resto de cenizas, de esta forma se logra una óptima combustión. Disfrutando así de la frescura que lo caracteriza, apreciando el sabor y sus aromas.

Clasificación de los aromas del Habano:

Los vegetales: poseen olores frescos de origen natural como las almendras, la madera, las setas, algunas flores y frutos secos, hierbas, avellanas, nueces sotobosque e incluso la tierra fría.

Los animales: estos aromas son los más intensos. El cuero viejo, el establo o la caza son alguno de los habituales.

Las especias: En esta categoría se destacan los olores profundos y fuertes. La canela, la vainilla, la pimienta y el clavo de olor son algunas de las especias más tradicionales.

Los pasteles: estos aromas son los más cremosos y suaves, predominando el brioche, el cacao, el café, el caramelo, la miel e incluso el pan tostado.

Otros: En esta categoría suelen abundar elementos como el moho, llegando incluso a tener dejes de compuestos como el polvo.

Compartir
Guía gratuita de tendencias y referencias de la industria de la Hostelería en República Dominicana, especializada en el área de alimentos y bebidas. Es el único medio que le permite llegar de una manera directa a todos los involucrados en el área. Con información exclusiva de Gastronomía, Turismo y Suplidores.