Inicio Nutrición La intolerancia a los lácteos

La intolerancia a los lácteos

756
0
Compartir
Intolerancia a la lactosa

Los lácteos, es decir, la leche y sus derivados, son uno de los alimentos más versátiles y utilizados en la dieta occidental. Todos provienen de la leche de diferentes animales, pero en especial los de la vaca y en menor medida la cabra.

Aparte de sus propiedades culinarias, desde la leche sola, pero también todos sus derivados, como los yogures, quesos y mantequilla, tenemos que tener pendiente la importancia de este grupo alimenticio en la buena nutrición, en especial para niños y personas mayores, por su contenido de proteínas y micronutrientes como el calcio y vitamina D.

Por su gran utilización en nuestra alimentación necesitamos saber qué pasa cuando somos intolerantes a la lactosa. Para conocer esto tenemos que saber que en los lácteos existe un tipo de azúcar que se llama lactasa, esta azúcar para poder absorberse debe ser digerido por una enzima en nuestro intestino conocida como lactasa.

Pero el problema es que en el transcurso de nuestras vidas, muchas personas van perdiendo esta enzima. Al no estar presente, la lactosa no se digiere y se mantiene en el intestino, causando un arrastre de agua, y que sea atacada por bacterias que existen en nuestro colon produciendo gases, lo que da lugar a muchos de los síntomas que se presentan en personas con esta deficiencia de lactasa cuando consumen lácteos. Entre estos podemos citar dolor abdominal, distensión del abdomen, gases, náuseas y diarrea. Estos problemas pueden ser leves a severos dependiendo de la cantidad de pérdida de lactasa que tenga la persona, como también el tipo y la cantidad de lácteos que consuma.

Si alguien quiere saber si tiene intolerancia a la lactosa, debe visitar a su médico para que le indique uno de los diversos métodos para determinar si sufre de intolerancia a la lactosa y el grado de esta.

La buena noticia es que aunque alguien sufra de este problema de absorción es una condición de muy fácil manejo, solo con cambios en los estilos de alimentación. En las personas que toleran una cierta cantidad de lácteos, se les puede indicar una menor cantidad de estos en su alimentación y también que consuman aquellos derivados de la leche que, por su procesamiento, han perdido mucha de la lactosa, como son los yogures, quesos duros y leches libre de lactosa. Además de que existen suplementos en tabletas y en gotas que contienen la enzima lactasa y pueden ser tomadas cuando se consumen lácteos.

Si la persona, es muy intolerante a la lactosa, es decir, que presenta los síntomas mencionados anteriormente, ya sea con el consumo de pocas cantidades de lácteos o aquellos que tienen menos lactosa, nuestra principal preocupación es la falta de minerales importantes para la salud, como el calcio. Este componente es de suma importancia para la fortaleza de todas las personas, en especial niños que están todavía en proceso de crecimiento, y en personas mayores, donde si no hay reemplazo del calcio puede presentar una condición conocida como osteoporosis que pone en riesgo de sufrir fracturas de hueso.

Para cumplir con la ingesta de calcio diario, que puede ser tan alto como 1000 a 1200 mg por día, sería necesario buscar alimentos ricos en este mineral que no sean derivados de lácteos, entre estos tenemos pescados con huesos blandos, como la sardina y el salmón, que por 3 onzas tenemos más o menos 300 mg de calcio; una taza de espinacas que también nos dan esta cantidad de calcio y otros productos que son ricos en calcio pero en menor proporción como la leche de soya, naranja, brócoli y muchas legumbres.

Y por último, es importante recordar que a muchos productos que consumimos se les agregan lácteos o sus derivados, por lo que siempre es importante fijarse en el rótulo nutricional, que está en la parte de atrás del alimento y observar si entre los ingredientes de estos hay leche, lactosa, derivados de la leche o leche sólida, entre otros componentes que implican que si la persona es muy intolerante no debería consumirlo.

Para finalizar, aunque los lácteos son un fantástico grupo alimentario, por todas las propiedades y usos que se les da en la cocina, en aquellas personas que son intolerantes, pueden tener una alimentación saludable y completa, sabiendo cómo elegir sus alimentos y los intercambios que se necesitan hacer para conseguir todos los nutrientes que necesitan.

Por: Dr. Franklin Howley

Compartir
Guía gratuita de tendencias y referencias de la industria de la Hostelería en República Dominicana, especializada en el área de alimentos y bebidas. Es el único medio que le permite llegar de una manera directa a todos los involucrados en el área. Con información exclusiva de Gastronomía, Turismo y Suplidores.