Ingredientes para 10 personas

1ud Repollo blanco grande
1 tz Arroz (preferible grano corto)
1lb Carne de res molida de 1era
½ tza Zumo de limón
3 cda Aceite de oliva
1 pzca Pimentón
1 pzca Canela en polvo
1 pzca Comino molido
1 cabeza Ajo (mitad majada y mitad entera sin pelar)
½ cda Menta seca
1 cda Melaza de granada (dibs el rumman) opcional
1 cda Mantequilla
1 ud Cebolla mediana
Salpimentar al gusto

Preparación:

1. Retirar las hojas del repollo con cuidado para que no se rompan. Pasarlas por agua caliente (blanquear) por unos minutos hasta que estén tiernas. Cuando estén listas, retirarlas y sumergirlas en agua fría para cortar la cocción y poder trabajarlas.
2. Una vez que están fresca se retira el centro de la misma (la parte gruesa) con cuidado para no romperlas y reservamos.
3. En un envase se mezcla el arroz con la carne molida o picadita, la mitad del ajo majado, las especias y la sal.
4. Se colocan la hojas de repollo con la parte brillante de la hoja hacia abajo y se cortan dependiendo del tamaño de la hoja en 2 o 3 piezas.
5. Colocamos el relleno en la hoja (la cantidad va a depender del tamaño de la misma). Se entran los borde y se enrolla con firmez. Se repite la acción con cada una de las hojas restantes.
6. En una olla se coloca un poco de mantequilla junto con las partes gruesas del repollo que se reservaron anteriormente. Sobre estas se colocan las hojas rellenas capa por capa mientras se le agrega un poco más de las especias, sal y el resto del ajo majado.
7. Luego de ordenar las hojas rellenas, colocar un plato o una bandeja pesada con el objetivo de presionar las capas.
8. Posteriormente se añade a la olla el zumo de limón, el jugo de granada (opcional) y la menta seca.
9. Se le agrega agua hasta cubrirlos, se tapa y se cocina a fuego medio por una hora o hasta que el arroz esté cocido, de ser necesario se puede agregar más agua.
10. Una vez finalizado el tiempo de cocción,  se deja enfriar dentro de la misma olla antes de proceder a retirarlo, esto es para evitar que se rompan.

Fotografía por Héctor Báez