Inicio Entrevista exclusiva Clara Barriola – Directora del Departamento de Administración Hotelera de la PUCMM

Clara Barriola – Directora del Departamento de Administración Hotelera de la PUCMM

1214
0
Compartir

“La oferta de capacitación en gastronomía necesita ser ampliada a un mayor nivel que el que actualmente está disponible en el país”.

República Dominicana necesita personas empoderadas, tenaces, y con la suficiente capacidad de dejar huellas por los senderos que laboralmente transiten. El vivo ejemplo de esta demanda es Clara Barriola, una mujer que durante años ha hecho grandes aportes al sector turístico de nuestro país. Ella es de las que luchan incansablemente por lograr que los estudiantes de gastronomía y turismo obtengan una mejor preparación académica, un aporte muy significativo para las siguientes generaciones.

¿Cómo inició su carrera hasta llegar a ser la directora de ADH de la Pontificia Universidad Católica Madre & Maestra?

Mi vida como hotelera ha sido una gran bendición, profesión en la que trabajé por 22 años. Soy egresada de la carrera de Administración Hotelera en el año 1992 y unos meses antes de terminar la misma me inicié en el Departamento de Relaciones Públicas del Hotel Plaza Naco. Luego apliqué a la posición de Ejecutiva de Ventas Cuentas Comerciales, la cual ocupé por cuatro años. Allí inició mi pasión por el servicio.

Luego pasé a formar parte de la cadena Viva Resorts, inicialmente como ejecutiva de ventas de Club Dominicus cuando se aperturaba al Mercado Local y al mercado de Puerto Rico. Luego fui promovida al área corporativa de la cadena para Latinoamérica promoviendo los hoteles de México y Bahamas.   En Viva fui parte de un team muy especial liderado por una de las profesionales más capaces en esta renglón, esta oportunidad me marcó como profesional.

He tenido la oportunidad de trabajar tanto en hoteles corporativos, a los cuales se les denomina de ciudad, como los hoteles de playa, llamados resorts. Esto me ha permitido tener una visión global y muy clara en la gestión de un departamento de mercadeo y ventas, con el mercado de negocio, así como con los tour operadores, agentes de viajes, en fin con todos los actores públicos y privados que componen la cadena de valor del turismo. Además, me ha dado la oportunidad de participar en las principales ferias de promoción turística a nivel local e internacional.

Entre los hoteles corporativos que he trabajado podemos destacar el Santo Domingo e Hispaniola, donde ocupé la posición de gerente de ventas para Latinoamérica y para el segmento de embajadas y consulados. Y el Hotel Dominican Fiesta & Casino, donde me desempeñé como gerente de ventas.

Entre las experiencias laborales en resort se encuentra una linda temporada en Samaná, con el Portillo Beach Resort y mi despedida de la Hotelería la cual culminé con un breve tiempo en Sivory Punta Cana, hotel boutique de lujo con un servicio personalizado en el cual viví una experiencia sin igual bajo los lineamientos de los Small Luxury Hotel.

En el 2009 tomé la decisión de hacer un cambio radical en mi vida profesional y motivada por un curso que realicé en Israel sobre la Microempresa del Turismo Rural como Generador de Ingresos. A mi regreso apliqué al Consorcio Dominicano de Competitividad Turística (CDCT), en el marco del Proyecto de USAID-DSTA (Dominican Sustainable Tourism Alliance) como especialista de Clúster Turístico de los Destinos de Barahona, Pedernales, Santo Domingo y Puerto Plata.

Al finalizar el Proyecto Empoderamiento en Turismo Sostenible del CDCT, fui contactada por la universidad para entrar a la Dirección de la Carrera de Administración Hotelera Campus Santo Tomás de Aquino.

Mi conexión con la academia inició en el 2001, cuando entré al Departamento de Administración Hotelera de esta alta casa de estudios como docente por asignatura de la concentración de Mercadeo. He impartido docencia en otras universidades como UNAPEC, UNIBE, UCSD, UCE.

¿Qué hace ADH para lograr el fortalecimiento de la Hotelería en la República Dominicana?

Adecuación constante de nuestros programas de clases y nuestros planes de estudio, desarrollando nuevas asignaturas, participando en talleres y capacitaciones de acuerdo a las necesidades de los nuevos tiempos. Así como la realización de prácticas complementarias que permitan el aprendizaje significativo del estudiante. Nuestra formación busca lograr la preparación de un profesional integral, con competencias profesionales, valores y principios.

Estas mejoras se logran por medio a la sinergia del trabajo en equipo de los colaboradores del Departamento, compuesto por un grupo de experimentados profesionales, multidisciplinarios en sus respectivas áreas de conocimiento.

¿Qué programas desarrollan para realzar la gastronomía dominicana?

En el marco de nuestras clases de cocina, siempre se promueve un capítulo dedicado a nuestras raíces y platos emblemáticos. Pero donde más nos enfocamos en promoverla es en el marco de la asignatura Proyecto Restaurante, que es un ejercicio académico que realizan los estudiantes de séptimo semestre de la Concentración de Alimentos y Bebidas, en el cual operan un restaurante durante siete semanas. En el menú que se ofrece tratamos de que sean platos de cocina de autor, donde los estudiantes pueden ponerle su toque personal utilizando elementos de la culinaria dominicana.

También apoyamos e incentivamos la participación de nuestros estudiantes en diferentes festivales gastronómicos, un ejemplo es Expomango 2015 en Baní. En este evento, estudiantes de ambos campus preparan una degustación de platos dulces y salados en base a esa fruta.

¿Qué valoración le dan a nuestra gastronomía por medio de la formación de profesionales del área?

La carrera de Administración Hotelera posee dos concentraciones, la de Mercadeo y la de Alimentos y Bebidas, con una duración de cuatro años. La concentración de Alimentos y Bebidas permite a nuestros egresados salir con unos cinco niveles de cocina, lo que los diferencia de la oferta actual del mercado.

En el país actualmente no se ofrece la Licenciatura en Gastronomía. En el año 2008 esta universidad impartió el primer programa de Artes Culinarias, el cual inició como cursos cortos, hasta evolucionar a un Diplomado con una duración de dos años. Este programa ha sido revisado y actualmente se ofrece un Diplomado en Arte Culinario de ocho meses de duración.

La formación en gastronomía es una mezcla de ciencia y arte, requiere de un gran rigor, disciplina, mucha dedicación y un poco de humildad.

Pienso que la oferta de capacitación en gastronomía necesita ser ampliada a un mayor nivel que el que actualmente está disponible en el país.

Personalmente creo que nuestra gastronomía es diversa y con ligeras adecuaciones puede ser muy saludable.

¿Desde su perspectiva profesional, cuál es el punto débil de la cocina dominicana frente a otras de América Latina y del mundo?

Necesitamos revalorizar nuestra gastronomía y que nos sintamos orgullosos de la misma. Me remonto a las festividades provinciales de mi pueblo y me pregunto por qué en los parques se vende hot dog, sándwich y hamburger, en vez de las carnitas fritas, bataticas, sancoho, chimichurri, etc.

Pensando en nuestros campos pienso en la complejidad de la elaboración de nuestros platos, nuestras comidas requieren una especie de ceremonial que en algunos casos puede considerarse casi mágico. Tal vez simplificarla un poco motivaría a una más rápida adaptación y a su introducción en nuestros restaurantes.

En países como Perú y México, que trabajan fuertemente la gastronomía como identidad cultural, su tradición alimentaria ha sido declarada de interés nacional, y se han creado leyes que norman un mínimo de platos típicos que deben ofrecer los menúes de sus restaurantes y tienen una marca país de gastronomía con su línea gráfica distintiva.

¿Cuál ha sido su mayor reto a nivel profesional?

Mi mayor reto ha sido combinar mi rol de madre y mi demandante carrera profesional. Concomitantemente lidiando con las realidades que se presentan en la vida, en mi caso fue la enfermedad de mi madre por 30 años.

Todo esto combinado con tratar de mantenerme actualizada a través de programas de educación continuada. Desde que me gradué nunca he parado de estudiar.

¿Qué legado le gustaría dejar a las generaciones venideras por medio de su labor académica?

Me gustaría que nuestros egresados fueran profesionales competentes, que sean justos, que practiquen el humanismo cristiano y se sientan comprometidos en trabajar por un mejor país.

Muy personal

¿Cuál es su comida preferida?

Sancocho con arroz blanco, aguacate y guineo maduro. Más café negro.

Un plato que comería todos los días…   Plátano maduro en todas sus formas.

¿Qué hace para relajarse? Escuchar música cristiana, sobre todo las alabanzas, leer y caminar.

¿Cuáles sabores le recuerdan su infancia?

Sabor a campo, a yerba verde y a leche, soy del pueblo más lindo y productivo del Este, Hato Mayor del Rey,   del cual salí hace 37 años.

Recetas de la abuela que prepara en su casa…

Caldo de habichuelas blancas con costillitas de cerdo acompañado de arroz blanco y aguacate.   Definitivamente, mi ascendencia vasca me marca.

Compartir
Guía gratuita de tendencias y referencias de la industria de la Hostelería en República Dominicana, especializada en el área de alimentos y bebidas. Es el único medio que le permite llegar de una manera directa a todos los involucrados en el área. Con información exclusiva de Gastronomía, Turismo y Suplidores.