Desde que República Dominicana reconoció que la base principal de sustento era el turismo y no la caña de azúcar, comenzó a expandir su visión y ampliar una oferta que satisficiera las necesidades de un vacacionista muy exigente, que busca algo más que sol y playa. Cada año aumentan las cantidades de habitaciones; los hoteles remozan sus instalaciones y hacen inversiones millonarias buscando facilitar un mejor confort, entretenimiento y una gastronomía excepcional. Santo Domingo refuerza el turismo de ciudad con atractivos para los citadinos.

Conversamos con don Luis Felipe Aquino, un experto en asuntos de turismo, actualmente desempeña como Decano de la Universidad APEC, un hombre sumamente correcto, pulcro y con una visión enorme en cuanto al crecimiento turístico de la República Dominicana, de hecho, fue el primer técnico graduado en esta materia. Desde entonces ha puesto en práctica sus conocimientos en diferentes entidades nacionales e internacionales.

¿Cuál es la posición que ocupa nuestro país a nivel turístico en América Latina? 

La República Dominicana ocupa el cuarto lugar en América Latina en la llegada de turistas, siendo el país, en base a la proporción del tamaño del territorio, que más volumen de visitantes recibe.

El primer lugar lo ocupa México con una entrada de 29 millones de turistas, seguido por Argentina, luego Brasil, República Dominicana, Chile, Puerto Rico, Perú, Cuba y Uruguay.

¿Cuáles son los puntos que debe reforzar el sector para garantizar una mayor cifra de turistas anualmente?

La promoción turística, sin lugar a dudas, es un elemento fundamental para la apertura de nuevos de mercados.

La iniciativa del proyecto de ley, que dispone la devolución del Itbis a los turistas, sobre las compras y consumos de productos nacionales e internacionales.

La tasa “0” del Itbis, a las empresas que contraten la realización de sus congresos, convenciones, en el país. Estos incentivos constituirán una ventaja competitiva como destino en el Caribe.

Nuestro sector se debe de fundamentar en un plan estratégico integral de desarrollo sostenible, con la implementación de acciones en conjunto sector público y privado. Un plan dinámico, continuo, consciente y sensible a los nuevos desafíos y tendencias que surjan acorde al entorno cambiante de los mercados.

¿Desde su óptica, cómo ve la preparación de los nuevos profesionales de turismo y gastronomía en el país?

Existe un cambio de paradigma en la capacitación y la formación profesional, orientada a una educación integral, sustentada en la ética, el emprendimiento, la calidad para ser más innovadores y competitivos.

Facilitar los conocimientos, las técnicas, y el desarrollo de habilidades y destrezas, que les permitan ser más innovadores. Es importante el manejo y uso de las Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) en la parte operativa del sector turístico y hotelero, sistemas de gestión computarizado y de reservas.

A propósito de gastronomía, ¿qué le hace falta a nuestra cocina para tener un mejor posicionamiento a nivel internacional?

En primer lugar, entender a fondo las raíces que han conformado nuestra cocina dominicana a nivel de cada región para conocerla, disfrutarla y valorarla. En segundo lugar, integrar como asignatura la cocina dominicana en las escuelas de formación técnico-profesional y en las academias que a los estudiantes les permita conocer, asumir y poner en valor la gastronomía, de nuestra cocina dominicana, la cual presenta una riqueza singular por la variedad de las culturas autóctonas y extranjeras que han generado la misma.

En tercer lugar, debemos darle el lugar correspondiente, en el foro gastronómico, presentamos una propuesta como decano de turismo de Unapec, en el cual señalamos que el Ministerio de Turismo y de Cultura, por resolución administrativa solicitara a los restaurantes del país que incluyeran en las cartas del establecimiento culinario un renglón de platillos de cocina dominicana, con cinco ofertas variadas, que permitan dar a conocer y motivar a su degustación y puesta en valor.

Por último, a través de Adochef y la fundación sabores dominicanos, lograr establecer un programa conjunto con el Ministerio de Turismo, de una certificación de calidad para implementar en la restauración dominicana, que garantice, avale la calidad en la preparación alimentaria y prestación de los servicios a los clientes o consumidores, programa integrado a normas internacionales.

¿Qué demanda el vacacionista del siglo XXI?

Respecto al vacacionista del siglo XXI, sus gustos han ido cambiando, el uso de la tecnología de la información y la comunicación les permite estar más informados, más globalizados. Prefiere conocer en menos tiempo, multidestinos; es más solidario y sensible a los problemas sociales, le gusta mezclarse, conocer las costumbres y tradiciones, tener vivencias para contar experiencias.

Es personalizado, exige calidad, higiene, seguridad y está actualizado. Es disímil, según sus edades, ampliando la cobertura de los viajes según sus apetencias, cultura, aventura, historia, luxury, naturaleza, deportes extremos, familia.

¿El all-inclusive, es cosa del pasado o es la herramienta fundamental de nuestro turismo?

El all-inclusive, en su origen nace con el Club Mediterrané. En Republica Dominicana, surge con JackTar Village, en Puerto Plata, enriqueciendo la oferta y haciéndolo más atractivo, por dos empresarios y promotores hoteleros, un español y un dominicano. Los Barceló lo adoptan a su operación en nuestro país y lo exportan hacia México, Cuba y Centroamérica.

El all inclusive ha sido la punta de lanza, del “boom” del turismo masivo en la República Dominicana. El mismo ha evolucionado, hay varias categorías, premium, luxury, que han elevado de nivel a una alta calidad para los segmentos de mercado más exigentes. Ha sido la herramienta fundamental del turismo en el país.

¿A qué se debe la deficiencia de buen servicio al cliente que existe en el sector turístico y restaurantes en República Dominicana?

La cultura de un buen servicio es una pirámide, conformada por el personal de línea, mandos medios, gerentes departamentales, gerencia. Cualquier personal de servicio forma parte de la cadena de valor; en tal sentido, la estructura administrativa y operativa es integral, todos forman parte del todo y deben conocer la configuración de la organización, y generar el sentido de empoderamiento e identidad.

Hay que mantener la capacitación continua a nivel de personal de línea, pero los mandos intermedios juegan el papel más importante, para la supervisión del servicio cada área departamental está enlazada y debe dominar a priori el conocimiento a cabalidad del producto que ofrece. Debilidades en hospitalidad y atención al cliente, en la higiene y manipulación de alimentos y conservación, debilidades en la tecnología del servicio en las áreas de restauración, principalmente.

¿Cuáles son los cambios que han adoptado su universidad en la gestión de la enseñanza?

En el caso de nuestra universidad Apec, es la pionera en la certificación de calidad por la acreditación Council for Bussiness School / programs, de los Estados Unidos. Estamos en un proceso de reforma curricular por competencia y alineamiento constructivo, en el contexto de un plan de mejora de la calidad. Unapec es una universidad enfocada hacia los negocios con una fuerte vinculación empresarial. Se fundamenta en la ética, la calidad, el liderazgo, competencia y emprendimiento. Unapec es dinámica, plural, más critica, viva, orientada a las nuevas competencias vinculadas a la formación permanente, continua. Nuevas actitudes y aptitudes conforman un mayor compromiso de aportar profesionales con alto nivel de ética, conciencia medioambiental y mayor responsabilidad social.

¿Qué medidas debe asumir el país y el gobierno para garantizar un turismo sostenible?

En el contexto de un plan de integral desarrollo de turismo sostenible, que trace las políticas, programas, estrategias, normas y regulaciones, para que la actividad turística de los diferentes sub-sectores que fabrican o prestan los servicios, se desarrollen armónicamente en un marco de calidad y competitividad. Entendemos que es fundamental la revisión de la ley orgánica de turismo 543-69, para su actualización, como ente que conceptualiza la actividad turística que ejecutan los sub-sectores, establece sus funciones, normas y sanciones.

¿Por dónde se encamina el turismo a nivel mundial?

Al cierre del año 2014 el turismo movilizó a 1,138 millones de turistas a nivel mundial, con un crecimiento de un 4.7% con relación al año anterior. En toda la región americana, comprendida por América del Norte, Central, América del Sur y el Caribe, el crecimiento general fue de un 7% en relación al 2013. El caribe, recibió 22.4 millones de turistas, del cual la República Dominicana tuvo una recepción de 5.1 millones. De los países del Caribe insular el de mayor visitación, lo encabeza República Dominicana, seguido por Puerto Rico y Cuba.

La O.M.T. señala que más de la mitad de los turistas (un 53%) fue por vacaciones, y esparcimiento, unos 598 millones en el 2014. Para nuestro país, la diversificación de su oferta turística y el fortalecimiento de sus infraestructuras, las hace más atractivas. Es importante seguir trabajando en la mejora continua de los recursos humanos, de la calidad de los servicios, la seguridad, y el cuidado de nuestro patrimonio histórico, cultural y natural.

Se presenta en el horizonte un futuro más halagüeño, donde el turismo, actividad del sector terciario de nuestra economía, será el eslabón fundamental de nuestro desarrollo social y económico, que contribuirá sin lugar a dudas, a la mejora de la calidad de vida de toda la población.

Con Don Luis Felipe Aquino puedes sentarte horas largas a hablar de turismo y no terminas nunca porque su conocimiento abarca la historia y el nacimiento de un turismo que crece con pasos gigantescos frente a la competencia de otros destinos del Caribe y del mundo.

Más Sobre Luis Felipe Aquino

  • Es presidente de la Bolsa Turística del Caribe (BTC)
  • Pasado presidente de la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (COTAL). Actualmente es asesor de la entidad.